Osteopatía y Variabilidad de la Frecuencia Cardíaca

El corazón tiene razones que la razón ignora.

Blaise Pascal (1623-1662) Científico, filósofo y escritor francés.

Nuestro corazón es un trabajador incansable, está constantemente contrayéndose y relajándose y gracias a eso estamos vivos.

El corazón se contrae y relaja a un determinado ritmo al que llamamos  frecuencia cardiaca . La frecuencia cardiaca es el número de veces que se contrae el corazón durante 1 minuto. Este ritmo no es fijo, es variable. Se considera un ritmo cardiaco normal en torno a 60-80 latidos por minuto en un individuo sano y en reposo. También sabemos que este ritmo varía en función de las demandas. Si hacemos ejercicio aumenta y si estamos descansando o durmiendo disminuye. 

También se sabe que una FC elevada en reposo está relacionado con una morbimortalidad cardiovascular como factor de riesgo independiente por una microinflamación y daño endotelial y una alta activación del sistema nervioso simpático (estudio). Cuanto mayor sea la FC en reposo peor pronóstico y factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares. No existe un consenso de cuál debería ser la FC ideal ya que depende de muchos factores pero se piensa que debería estar muy debajo de 90 latidos por minuto.  

Desde hace un tiempo estoy incorporando a mi modelo de trabajo otro parámetro más interesante para valorar la actividad del Sistema Nervioso Autónomo (SNA) a través de la actividad cardíaca. Me refiero a la Variabilidad de la Frecuencia Cardíaca (VFC). 

¿Qué es la Variabilidad de la Frecuencia Cardíaca?

La VFC es la variabilidad de tiempo que existe entre cada latido (intervalos R-R). Es decir, aunque tengamos un ritmo cardíaco de 70 latidos por minuto, el tiempo que transcurre entre cada latido no es el mismo. Un latido puede tardar 600 ms otro 690 ms otro 850 ms … En términos generales, cuanta mayor variabilidad exista entre los latidos mejor salud.

La VFC es un reflejo de la influencia de la actividad del SNA en el sistema cardiaco (estudio). Una alta variabilidad es un factor protector para el corazón indicativo de una buena salud y un buen tono vagal. Por el contrario, una baja variabilidad cardiaca nos indica un tono simpático alto y por lo tanto es indicativo de una mala salud e incluso factor pronóstico de evento cardiovascular entre otras enfermedades. De ahí el interés que existe en medir este parámetro. Nos da información de cómo está funcionando el SNA y podemos predecir si existe riesgo de enfermar incluso antes de que la persona presente síntomas.  Por lo tanto es una herramienta muy potente que podemos utilizar.

La VFC y la FC son inversamente proporcionales y están influídos por factores como la edad, sexo, temperatura, actividad, hora del día… 

¿Por qué la VFC es importante en el abordaje osteopático?

Ya desde los inicios del concepto osteopático se le dio mucha importancia al SNA y su influencia en los distintos sistemas corporales. Y cada vez tiene más importancia como factor importante de autorregulación del organismo. 

El problema era que solo podíamos sospechar a través de la anamnesis y los síntomas y terreno del paciente si la persona tenía una situación de desequilibrio en el SNA. 

Ahora con el registro de la VFC podemos obtener datos objetivos de cómo esta funcionando el SNA. Y aquí es cuando en ocasiones nos llevamos alguna sorpresa. 

Podemos sospechar que el simpático está alto por la sintomatología que presenta el paciente y los datos de la VFC nos dice lo contrario. Aquí es donde debemos tener mucho conocimiento de fisiología para poder entender esta contradicción. Y lo abordaremos en otro artículo.

De forma general podemos decir que  el sistema nervioso simpático está activo cuando estamos estresados, hacemos ejercicio, cuando nos inflamamos etc.. y el sistema nervioso parasimpático está más activo cuando estamos durmiendo, descansando, haciendo la digestión, etc..

Lo importante es que el cuerpo tenga la capacidad de balancearse desde un sistema al otro y no quedarse fijado en alguno de ellos. Aquí es cuando aparece la disfunción y más tarde la patología.

¿Cómo se hace el registro de la VFC?

La forma más práctica de hacer el registro de la VFC es con una cinta polar H7 ó H10, las cuales están validados científicamente al mismo nivel que un electrocardiograma (estudio).

Se le pone al paciente a nivel del tórax, se realiza una medición por 5 minutos como mínimo y se pasan los datos por un software para verlo y analizarlos. Yo utilizo Kubios y nos da un informe como el de la imagen.

Vamos a poner un ejemplo para entender mejor cómo utilizar la VFC.

Imagínate que acudes a la consulta por cansancio y dificultad para dormir. Después de la entrevista si considero que un desequilibrio en el SNA está detrás de tu problema y ya tengo mis hipótesis diagnósticas claras pasamos a medirte la VFC.

Coloco la cinta polar alrededor del tórax y en posición tumbado procedo a tomarte el registro de la VFC. Después de 5 min de registro analizó los datos y por ejemplo vemos que el sistema nervioso simpático está alto y el parasimpático está bajo. En las condiciones en las que estás durante el registro (similares a cuando te vas a dormir) tumbado sin hacer esfuerzos relajado debería dar unos valores dentro de la normalidad o el parasimpático un poco alto. Es por esa activación mantenida del simpático la que no permite que duermas y descanse bien por la noche. Esta situación sumada a la variable tiempo es la que va a tener como consecuencia primero una disfunción en algún otro sistema (dificultad para dormir) y posteriormente alguna patología en función de tu terreno o diátesis.

Entonces puedes ver lo importante que es la información que nos da la VFC para poder realizar un mejor diagnóstico y por  lo tanto un tratamiento acertado y eficaz.

Algo importante que debo decirte ahora es que el registro de la VFC no es un diagnóstico per se. Es decir, lo importante es la historia clínica, la entrevista, el interrogatorio, la semiología etc. y la VFC es una prueba complementaria que nos ayuda a confirmar o descartar nuestra hipótesis diagnóstica. Como cualquier prueba complementaria puede haber un error en el registro o que interpretemos mal los resultados.

Si tenemos alguna contradicción entre los resultados de la VFC y los síntomas y signos que presentas la historia clínica es la que manda.

Como ves la VFC es una herramienta más de la que podemos utilizar para ser más eficaz a la hora de solucionar tus problemas físicos, dolores, cansancio, estrés, etc…

Un SALUDo!!!

Deja un comentario

  • Responsable: Marcos Casal Castro
  • Finalidad: Responder a tu comentario
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos de este formulario en info@marcoscasal.es así cómo el derecho de presentar una reclamación ante una autoridad de control. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.
  • Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: marcoscasal.es así como consultar política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.